Tel. 91 453 02 76 / 676 27 97 32
Consulta 239 -Clínica La Luz- Calle del General Rodrigo, 8, 28003 Madrid
logo-secpre

MAMAS TUBEROSAS

Publicado por en en Cirujano Estético Madrid
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 3574
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

tuberosa 1

 Las mamas tuberosas, tubulares o constreñidas son una anomalía mamaria  congénita relativamente frecuente, aunque crean tal complejo a las mujeres que la presentan que las ocultan y se averguenzan de esas "mamas tan raras". Las mujeres se resisten a enseñar esas "tetillas de cabra", como también se las conoce en el argot callejero.                                                                                     

 

INTRODUCCIÓN

  La forma anómala de estas mamas es debida a la presencia de un tejido fibroso en forma de anillo en la base mamaria, que no permite el desarrollo completo de la mama durante la pubertad. Así, al tener una base de implantación en el tórax más estrecha, no crecen bien hacia abajo y hacia los lados. Las mamas se ven muy separadas, con un polo inferior muy corto ( es decir, con un surco submamario a muy poca distancia del pezón) y una forma tubular. Las areolas suelen ser mayor de lo normal y con frecuencia están dilatadas, por la herniación del tejido mamario. Es habitual que las mamas tengan un tamaño más pequeño y  la asimetría, además, suele estar presente en casi 2/3 de los casos. 

tuberosa 2

   

 Dependiendo del grado de constricción podemos encontrar una gran variedad de formas de mamas tuberosas. Puede que una mama sea normal y otra no, una más grande que la otra, etc.

 

 

 

 

CLASIFICACIÓN DE GROLLEAU

   Divide la mama en cuatro cuadrantes y determina 4 grados de deformidad, según como se distribuya el anillo fibroso en la base de la mama:

  • Grado I

La mama esta atrófica en el cuadrante infero-interno. Generalmente la deformidad es bilateral. Son mamas grandes y caídas. La areola se encuentran desviadas hacia abajo y adentro, siendo el volumen de la mama normal o hipertrófico.

  • Grado II.

Se caracterizan por hipoplasia de los cuadrantes inferiores. El complejo areola-pezón está descendido y la areola suele ser extremadamente grande. En estos casos la areola está desviada hacia abajo y el volumen de la mama es escaso.

  • Grado III.

Tiene las mismas características que la tipo II (falta de desarrollo de los cuadrantes inferiores) pero con insuficiente piel de la areola al surco submamario. La anomalía es más deformante.

  • Grado IV.

Es el tipo más severo. Están afectados los 4 cuadrantes. La base mamaria esta retraída (tanto en su eje horizontal como vertical). La mama tiene forma de tubo estrecho y alargado. La areola está ensanchada y dilatada.

 

TRATAMIENTO

  Aunque sólo es una irregularidad cosmética, las mujeres que sufren de mamas tuberosas en su grado más desarrollado, afecta de una forma importante la estabilidad emocional, alterando su manera de relacionarse, pueden llegar a padecer muchos complejos e inseguridades, a menudo puede causar baja autoestima, lo que podría conducir a otros problemas relacionados con la salud mental. Por ello está indicada la Cirugía Reaparadora en estas mujeres.

  Actualmente el único tratamiento que existe es el quirúrgico. Si se trata de una anomalía muy leve puede subsanarse con un implante, pero en casos más graves se procede a una remodelación glandular completa. En la mayoría de los casos, el procedimiento finaliza con la implantación de una prótesis.

   Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente. La intervención se realiza bajo anestesia general. La duración oscila entre 1,5 y 2,5 horas. El procedimiento a emplear varía dependiendo de la clasificación y de la severidad de la deformidad e incluye procedimientos como: remodelación glandular, mamoplastia de aumento, mastopexia o una combinación de ambas. La operación se realiza por la areola en la mayoría de los casos para remodelar la areola y el tejido glandular, aunque aveces es suficiente un abordaje por el surco submamario.

 

CASOS CLÍNICOS

  Presentamos dos casos de nuestra experiencia

mamas tuberosas 2

 

Caso 1: Paciente con mamas tuberosas grado I-II y asimetría de volumen.

 

 

La remodelación glandular se realizó por al areola y se colocaron prótesis anatómicas de 255 cc y mastopexia vertical en la mama derecha.

 

 

 

mamas tuberosas                                                            Caso 2: Paciente con mamas tuberosas  grado III .

 

 

 

La remodelación glandular se realizó por las areolas y se colocaron prótesis anatómicas de 275 cc. 

    0

    Comentarios

    • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

    Deja tu comentario

    Invitado Sábado, 21 Octubre 2017