Tel. 91 453 02 76 / 676 27 97 32
Consulta 239 -Clínica La Luz- Calle del General Rodrigo, 8, 28003 Madrid
logo-secpre

CIRUGÍA PARA ELIMINAR LA PAPADA

Publicado por en en Cirujano Estético Madrid
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 5992
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

 

papada                                                                                                                             La doble barbilla o papada incrementa la edad real de las personas tanto como las arrugas de las patas de gallo en el lado externo de los ojos o las bolsas debajo de los párpados. Es frecuente que gente joven tenga papada, bien por un exceso de peso o bien porque su mandíbula es corta en relación a las proporciones del resto de su cara y cuello.

 

Casi siempre, la papada aparece por un exceso de grasa en el cuello que borra el ángulo normal entre mandíbula y cuello. El tamaño del mentón también influye en el aspecto de la barbilla y acentúa en algunos casos la sensación de cuello corto y doble papada. Por otra parte, con la edad la piel va perdiendo tono y los músculos del cuello se van volviendo más débiles.  Si, además, el individuo presenta sobrepeso, la papada se hace más notoria, especialmente si tiene cara redondeada.

Afortunadamente, hoy en día el defecto de la doble barbilla se corrige con facilidad con una sencilla operación de cirugía plástica. Tanto hombres como mujeres se someten al bisturí con resultados muy satisfactorios.

Cómo Se Hace una Cirugía de Papada

La operación es sencilla. Se lleva a cabo bajo los efectos de una anestesia local y sedación intravenosa y se hace en condiciones ambulatorias, es decir, no hace falta ingreso hospitalario. El cirujano practica una minúscula incisión de apenas medio centímetro de largo para introducir una cánula. Con repetidos movimientos de vaivén en abanico, va desprendiendo y aspirando la grasa subcutánea.

Como en toda lipoaspiración, el cirujano presta más atención a la grasa que deja en el área que aquella que quita. Pués una vez que los adipocitos (las células que almacenan la grasa) han sido eliminados ya no hay vuelta atrás. También es importante la técnica de liposucción e dos planos, el profundo para eliminar el volumen de grasa sobrante y el superficial para que la piel retraiga y se adapte al nuevo perfil.

Cuando el paciente ha experimentado un descenso brusco de peso, es posible que sobre piel en el cuello. En ese caso, durante la operación se corrige el problema con un breve estiramiento. Sin embargo, es recomendable que el paciente postergue su operación si acaba de perder muchos kilos, hasta que se estabilice y recupere su salud completamente.

Las arrugas horizontales y pliegues verticales en el cuello ponen de manifiesto una separación de los músculos, propia de la edad. Si ese es el caso, el cirujano junta la musculatura y la tensa para devolver al cuello una apariencia más joven. Para ello es necesario realizar una incisión debajo del mentón.

Con frecuencia, junto con la cirugía de papada se aumenta el volumen del mentón. Para ello, después de la liposucción, se implanta una prótesis de silicona o bien se utiliza la grasa propia del paciente para dar proyección al mentón.

Finalizada la cirugía, al paciente se le coloca un vendaje elástico o una mentonera, que debe llevar puesto durante varios días.  Para ver los resultados definitivos tendrá que esperar unas cuantas semanas, pues la zona queda muy inflamada. Los hematomas desaparecen en la primera semana, y en unos 10 días la persona puede regresar a su vida cotidiana.

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 20 Abril 2018