Tel. 91 453 02 76 / 676 27 97 32
Consulta 239 -Clínica La Luz- Calle del General Rodrigo, 8, 28003 Madrid
logo-secpre

BLEFAROPLASTIA: CIRUGÍA DE LAS OJERAS

Publicado por en en Cirujano Estético Madrid
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 8920
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Ojeras1La ojera pronunciada o surco nasoyugal es el límite inferomedial del párpado inferior y se continúa con el surco palpabromalar. Hay que diferenciarla de las ojeras oscuras que se deben a la visualización de la red vascular superficial de la piel o a un aumento de la producción de melanina en el párpado.

 

ANATOMÍA Y FISIOPATOLOGÍA DEL SURCO NASOYUGAL

 El surco nasoyugal está definido por el ligamento órbitomalar (parte superior), el músculo elevador del labio superior y el músculo elevador del ala nasal (parte inferior). Se continúa lateralmente con el surco palpebromalar, de manera que entre ambos establecen el límite entre párpado inferior y mejilla.

 Las causas de un surco pronunciado son:

  • la inserción del septum en el reborde orbitario o arco marginalis. 
  • un defecto entre los músculos orbicular y los elevadores del labio superior
  • el tránsito brusco entre la piel sin grasa del párpado y la piel de la mejilla

Se agrava con la edad y otros factores:

  1. Existencia de bolsas grasas: Con la edad la grasa postseptal empuja el ligamento orbitomalar
  2. Ptosis de los tejidos blandos de la mejilla: la caida de la grasa y partes blandas de la cara junto con las bolsas ocasionan un surco visible como un triángulo deprimido.
  3. Hipoplasia malar
  4. Factores genéticos: en ocasiones existe cierta predisposición familiar y no es infrecuente ver un surco pronunciado en niños y adultos jóvenes
  5. Enfermedades: hipertiroidismo, problemas cardiacos, renales o inmunológicos
  6. Episodios reiterados y duraderos de inflamación en los párpados: alergias 

CLASIFICACIÓN PRÁCTICA

  Podemos dividir a los pacientes en dos grandes grupos:

  1. Presencia de bolsas grasas +/- laxitud de piel Ojeras2                                                                                                                   En estos casos la técnica de elección es el deslizamiento inferior de la grasa mediante abordaje transconjuntival o cutáneo.  En algunos casos puede ser suficiente la resección grasa transconjuntival junto con la extirpación de piel con amplio despegamiento del plano cutáneo-muscular.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        
  2. Ausencia de bolsas y laxitud cutáneaOjeras3
                                                                                                        En estos casos utilizamos el injerto graso tunelizado en surco nasoyugal  o bien las infiltraciones con ácido hialurónico reticulado submuscular en varias sesiones.   No recomendamos la infiltración grasa directa subcutánea ni con materiales aloplásticos por las complicaciones y los malos resultados en esta región.                                                                                    

 

TÉCNICA DEL INJERTO GRASO

  El injerto graso tunelizado en el surco nasoyugal es una técnica que venimos prácticando desde hace 10 años con muy buenos resultados por lo que, junto a otras razones de peso, en los últimos años la recomendamos en casi todos los casos de pacientes con una ojera muy marcada tanto si tienen o no bolsas grasas.

   Razones de la indicación

  1. Es de fácil ejecución
  2. Segura y fiable
  3. Poco traumática
  4. Excasas complicaciones
  5. Resultados muy bien valorados tanto por pacientes como por otros cirujanos
  6. Se puede combinar con la resección de bolsas y/o piel en párpados inferiores
  7. Es un tratamiento definitivo (a diferencia del relleno con ácido hialurónico que hay que repetirlo al menos 1-2 veces al año).

   Desarrollo de la técnica

  • Marcado de la deformidad nasoyugal (dos incisiones de 3-4 mm en los extremos)
  • Toma del injerto de la bolsa grasa nasal superior y tallado 
  • Disección del túnel suborbicular
  • Emplazamiento del injerto
  • Sutura y apósito compresivo
  • Vendaje ligeramente compresivo 

    Secuencia detallada de imágenes 

Ojeras4Ojeras5Ojeras6     

 

 

 

 

Ojeras7Ojeras8Ojeras9

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 20 Abril 2018