Tel. 91 453 02 76 / 676 27 97 32
Consulta 239 -Clínica La Luz- Calle del General Rodrigo, 8, 28003 Madrid
logo-secpre

REDUCCIÓN DE PECHO: TÉCNICA QUIRÚRGICA PASO A PASO

Publicado por en en Cirujano Estético Madrid
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 21635
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

                                                                                                                                                    06 

  En la correcta práctica de la reducción mamaria es importante tanto la técnica a utilizar como el marcaje previo de la paciente antes de comenzar la cirugía.

 

 

 

 

PLANIFICACIÓN DE LA TÉCNICA QUIRÚRGICA

 En mi experiencia personal utilizo dos técnicas dependiendo del grado de Hipertrofia y otros factores a tener en cuenta como distancia del complejo areola-pezón al surco, distancia de la horquilla esternal al complejo areola-pezón, calidad de la piel, densidad de la glándula mamaria, etc...

  1. Técnica de colgajo en Coma: para grados leves a moderados de hipertrofia, con una distancia del borde inferior de la areola al surco submamario < a 6 cm, piel elástica y componente glandular predominante en la mama.
  2. Técnica en T invertida con patrón de Skoog modificado: para grandes hipertrofias, con ptosis mamaria importante, piel de mala calidad y componente graso predominante en la mama.

MARCAJE DE LA MAMA

     Es uno de los puntos esenciales antes de comenzar cualquier técnica de reducción mamaria.

La paciente debe estar en bipedestación o semisentada en 45º, pues una vez tumbada la glándula mamaria y el surco submamario se desplazarán alterando cualquier patrón.

 

07

   Comenzamos trazando la línea media esternal, desde la horquilla esternal hasta el ombligo. Luego trazamos dos líneas paralelas desde la línea medioclavicular hasta el pezón, que continuamos hasta el punto medio del surco submamario, lo que nos divide la glándula mamaria en dos mitades. La distancia del nuevo complejo areola-pezón (CAP) se sitúa en el cruce de la línea vertical medioclavicular con otra línea vertical que va desde la horquilla esternal a unos 19-21 cm, y que coincide con la proyección anterior del punto medio del pliegue submamario. Este punto también se puede localizar colocando el dedo índice en el centro del surco submamario y proyectándolo con el pulgar hacia la línea medioclavicular. La distancia del punto medio del surco submamario hasta la línea media esternal debe estar entre 9-13 cm. La cicatriz en el surco inframamario debe respetar una distancia de 2 cm a la línea media esternal y no sobrepasar el pliegue anterior axilar por fuera. El borde superior de la areola se sitúa a 2 cm de este punto. El diámetro de la areola debe ser de unos 4-4,2-4,5 cms  aproximadamente. La distancia del CAP al pliegue inframamario no debe ser superior a 7-8 cm (5-6 cm desde el borde inferior de la areola al surco).

 

   Tras todo ello se procederá según la técnica programada. Es importante conocer la maniobra de Biesenberger, que nos permite trazar los límites lateral y medial de la resección glandular preoperatoria tomando como referencia el punto medio del surco submamario. Se desplaza la mama hacia el cuadrante lateral y medial respectivamente y se traza una línea de continuidad entre el CAP y el punto medio del surco submamario.

 

TÉCNICA DE LA T INVERTIDA

 

   Después de terminar el marcaje básico, procedemos a utilizar el patrón de Wise, desplazando el borde superior 2 cm  por encima del CAP.

08 Si no disponemos de patrón, los puntos A y B se trazarán siguiendo la maniobra de Biesenberger. La logitud de la rama vertical de la T no debe sobrepasar los 5-6 cm desde el borde inferior de la areola. Es importante que la distancia desde el punto A al extremo interno de la cicatriz submamaria mida igual que la distancia desde el punto B al extremo externo de la cicatriz submamaria, y que la suma de ambas sea igual a la longitud total del surco submamario, de esta forma se evitarán las temibles "orejas de perro". Lo ideal es que estas distancias midan 9-11 cm, pero depende de si las mamas se prolongan mucho lateralmente o incluso se junten en la línea media esternal. Para evitar que la cicatriz submamaria se prolonge demasiado tanto lateral como medial, se puede hacer un poco de liposucción de esta regiones.

 09

   Para la resección glandular utilizo la técnica de Pitanguy en quilla conun pedículo superointerno para el complejo areola-pezón. Después se remodela la mama girando 90º el complejo A-P y suturando los pilares medial y lateral de la glándula entre sí para conificarla. También se suturan estos pilares al pectoral para mantener relleno el polo superior y evitar la caída glandular en el futuro. Utilizamos una sutura de Nylon/00 para estos puntos.

 

    Para disminuir la tensión en el cruce de la cicatriz vertical con la horizontal, se diseñan dos colgajos dérmicos (rectángulos rojos punteados), que se entrecruzan entre si y se suturan con Dexon y posteriormente se fijan al plano muscular en la línea media con una sutura de Tycron. Esto es importante porque disminuye el riesgo de dehiscencias y necrosis en la unión de la cicatriz en T (ver fotos superior e inferiores).

 

010011

 

 

 

 

 

 TÉCNICA EN COMA

  En esta técnica es fundamental que la distancia del CAP al surco inframamario no supere los 7-8 cm (5-6 cm desde la areola) pues sino con el tiempo los tejidos ceden y el polo inferior de la mama se descuelga provocando una pseudoptosis mamaria.

012

 

   Comenzamos marcando la zona areolar con un marcador de areola de 4cm aproximadamente a 2cm por encima del CAP. A continuación marcamos los bordes medial y lateral de la resección siguiendo la maniobra de Biesenberger. El borde medial se prolonga con un trazado curvilíneo a nivel del surco inframamario hacia el cuadrante inferoexterno, donde se unirá al trazado del borde lateral.

 

   

 

    Dado que el borde medial de la resección es más largo que el borde lateral habrá que promediar los puntos de aproximación durante el cierre final. Puede ayudar marcar con rotulador o tinta 3-4 puntos de referencia en ambos bordes para facilitar el cierre después de la resección (imágen A).

 

 

   La resección glandular se realiza en cuña, extirpando todo el tejido glandular de la parte inferior de la coma en sentido vertical, con los bordes de resección paralelos siendo más ancho en el plano supeficial y convergentes hasta el plano muscular. El complejo A-P se queda ubicado en un pedículo superior. Para facilitar el cierre y reubicar mejor el complejo se realizan dos incisiones paralelas a ambos lados del pedículo (imágen B).

014
 013
 
 
(imágen A)                                           (imágen B)
 
 
 
 
 
 
 
 
   Por último se procede a conificar la mama suturando los pilares medial y lateral de la glándula entre si y también se fijan al plano muscular para evitar el descenso. Al finalizar la cirugía dejamos un drenaje 24 h, se protegen las cicatrices con micropore de papel y se coloca un vendaje ligeramente compresivo. Al día siguiente si la evolución es buena se retiran los drenajes y se coloca un sujetador elástico.

016

 015017

 

 

 

 

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Martes, 21 Agosto 2018